Álvaro M. Sánchez: Entretenimiento inocente

Entretenimiento inocente


Todas las canciones que antes me gustaban,
Todas las películas,
Todas las revistas,
Todos los cuadros,
Todos los libros,
Toda la publicidad,
Todas las webs,
Toda expresión artística.

Cambiaron.

O no cambiaron.
Soy yo que hoy los veo diferente, lejanos.

Son parte de mi historia
pero no tengo porque rendirles cuenta
ni entregarles mi vida,
aceptarlos porque están ahí:

[inamovibles]

Puedo mirar estas obras y preguntarles 
¿Por qué piensan así?
¿Por qué te conducen a pensar algo concreto?



Hasta buscan hacerte sentir,
te hacen decir que con el corazón se ama
que con la cabeza se piensa
que con los ojos se juzga
y que sólo se toca si pagaste
y no te das cuenta que te separan por piezas
para que puedas contemplar sin quejas
para que no te enteres que eres todo un solo ser

Es entretenimiento
No tiene ningún mensaje
No hay que darle tantas vueltas
No tiene mala intención

Frases todas que justifican
Frases que ocultan
Frases que tranquilizan
Frases que se dicen para callarte

¿Tanto empeño en hacer algo que sea inocente?
¿por qué?
Si es tan entretenido y pasajero ¿por qué no me entretiene?
O peor, ¿por qué tiene que entretenerme?
¿Por qué no puedo llenar mi ocio con otra cosa?
¿Tanto empeño en que vea a un héroe de guerra por nada?
¿Tanto empeño para que sea un hombre con coche por entretenerme?
¿Tanto efecto especial y disparos y violencia para tenerme sentado por nada?
¿En serio?

Antes de volver a decir que algo
es entretenimiento
que no tiene ningún mensaje
que no hay que darle tantas vueltas
que no tiene mala intención
hice el calculo de cuántas cosas he visto de esa manera

La suma te convierte en alguien 
que solo busca entretenimiento
que no busca ningún mensaje
que no le da tantas vueltas a nada
y en alguien que incluso no tiene mala intención al elegir ver eso.

Y entonces saldrá alguien al paso y dirá
No es para tanto
No se puede analizar todo el tiempo todo
Hay que reservarlo para las cosas importantes.

¿Y cuales son las cosas importantes?
¿Con cuales puedo dar vueltas?
¿Con cuales me tengo que poner serio?
¿Cuales son esas cuestiones importantes?
Y aunque me las digas
¿Por qué esto no se toca?

La suma de entretenimiento inocente
es indignante, y hace daño.

Como cuando te enfrentas a una sola hormiga.
Una sola no te hará gran cosa.
Te crees grande y vas y la aplastas.
Pero cuando pisas un hormiguero
no pareces tan indestructible.

Asi de inocente es el entretenimiento inocente.
Solo que las hormigas han defendido su hogar y su vida:
El entretenimiento inocente no defiende nada.

Tiene la intención de devorarte por dentro porque sí
Porque le da la gana
y tú lo aceptas

Siempre sabe, el entretenimiento inocente, a quien le habla:
te conoce
no sabe tu nombre
pero ya sabemos que tu nombre tampoco importa
                           
        [después de todo, te lo han puesto sin preguntarte si estabas de acuerdo
                          unas personas que a su vez no te conocían de nada.]

Una vez dentro
puede hacer de tí un hombre de bien
con licencia para drogarse y hacer proezas,
un hombre que no llora por tonterías,
justo y severo, 
o puede hacer de tí una mujer escultural,
madre ejemplar,
siempre fiel al matrimonio que quiere el vestido blanco,
el camisón rosa, los ojos claros
y que sabe lo que es el amor de verdad.

Aunque, el pobre entretenimiento inocente, 
nunca consigue que seas todo esto.
Porque, claro,
ese nunca fue su objetivo.

Quiere entretenerte,
despiezarte,
callarte,
vestirte,
desnudarte,
humillarte,
sin que te des cuenta
y que encima
lo defiendas.

No siento apatía al descubrir obras que ahora no me gustan.

Al contrario.

Hay tanto visto
que cuando aparece algo que se sale de esos estereotipos
vale la pena alegría que te despierten.

Vale la alegría que lo entretengan a uno con un mensaje, una idea,
un entretenimiento que sea culpable,
que se manche y se la juegue a ofenderte,
que sea culpable de hacerte pensar, de hacerte saltar de la silla y ponerte a bailar,
que te señale como persona entera,
que te valore y que te devuelva más preguntas todavía.

Y si no
el silencio.

El silencio también es bonito.

Vuelca [ahí] tu ocio.