Álvaro M. Sánchez: Pregúntame lo que quieras

Pregúntame lo que quieras


Un día me levanté respondón. Solté la premisa en mi muro de facebook "Pregúntame lo que quieras" y mis amigos empezaron a preguntar. Lo mejor de todo es que fue como un ejercicio de responder lo primero que me viniera a la cabeza. Ahora lo pongo aqui, corregido y ordenadas las preguntas y respuestas, omitiendo los nombres de mis amigos para que quede un "ping-pong" de preguntas hechas por un solo entrevistador/a. El resultado es este y creo que visto desde la tranquilidad de mi sillón, estas preguntas y sus respectivas reflexiones no tienen desperdicio: dicen mucho de lo que pienso y de lo que me gusta. Gracias a los "periodistas amigos"
 
¿Vas a estar hoy por la tarde en casa?

La respuesta es Sí.

¿Somos agua?
Si. En efecto. Somos Agua y cate. Y ricos en sales.

¿Qué tal en Cofete? [N.A.: La pregunta remite directamente a que Ridley Scott está grabando su película "The book of Exodus" y que yo actualmente trabajo como extra]
Muy lindo todo en Cofete. Ridley Scott me ha dicho que le ha gustado mucho. Yo le dije que viniera en verano y que tomara un poco de sol, porque el hombre es muuuuy blanco.

¿A qué huelen las nubes?
Huelen a menta filtrada con una tela de azafrán importada de Júpiter.

¿Dios existe? ¿Tiene barba como me dijeron?
Dios existe y por supuesto no tiene barba.

¿Cómo es eso de el padre , hijo y espíritu santo en uno solo?
Lo del padre, el hijo y el espíritu santo es porque había que repartir el peso de lo divino y como es lógico, entre tres es mejor. Con respecto a la sensación de poco espacio, nótese que siempre que parece que ya no cabe nada más siempre cabe una pregunta. No sucede lo mismo con las respuestas, pero eso es irrelevante.

¿Cómo pueden conseguirse cantidades inextinguibles de dinero sin trabajar uno ni los demas?
Lo mejor para conseguir esa cantidad de dinero es encerrarte en la caja fuerte del Banco Mundial y llevar a un grupo de gente amiga que quieras mucho y morir de inanición.

¿Sabe decirme si hay comodidad para catorce personas?
Me dicen desde el Banco Mundial que sí, que entran entre 14 y 15 personas y media en la caja fuerte.
Excelente. Somos catorce y un enano. Justo.

¿Como entran cuatro elefantes en un fitito?
Los elefantes primero han de esconderse detrás de una margarita. Después alguien debe beber ese margarita, luego otro y luego otro hasta conseguir un estado de conciencia alterada que haga meter a los elefantes de un santiamén.

¿Como estas?
Bien. Estoy resplandeciente, contento, vital y muy respondón.

¿Cómo entran 7 agujeros en un agujero?
Me alegra que me hagas esa pregunta. Siete agujeros entran en un agujero de la siguiente manera: de uno en uno.

¿Estás aburrido?
No estoy aburrido y creo que nunca me he aburrido en la vida.

¿Qué tal Matías? [N.A.: Matías es mi hijo recién nacido.]
Matías está hermoshishimo.

¿Cómo lo llevan?
Lo llevamos en brazos o en cochecito.

¿Se porta bien?
Se porta muy-muy bien.

¿Descolgaste la ropa de la azotea?
Si. Descolgué la ropa de la azotea. Aunque quedó una chaqueta que todavía no se secó.

¿La doblaste y planchaste?

Doblé la ropa. Pero no la planché. No hace falta.

¿En que año se disolvio definitivamente la regencia de Zanzibar?
La regencia de Zanzibar se disolvió definitivamente en 1960.

¿1960?

1960. Sí. Es el año que me vino a la cabeza.

Lo juego ya a la quiniela.

¿Por qué cuando uno dice una idiotez todo el mundo se entera pero no sucede lo mismo cuando uno dice una genialidad?

Cuando uno dice una idiotez es cuando rompe la rutina de la gente, cansada de escuchar genialidades. Decir idioteces es bueno, sano y curativo.

¿Qué se hace con la gente que dice ser buena, y en el fondo es mala, cuando uno la tiene muy presente?
"Lo que se dice" y "lo que se hace" no son dos cosas incompatibles. Decir que se es bueno puede que no sea mentira. Pero si la considerás mala, no te olvides que es tu punto de vista. La gente se considera buena gente. Si la tenés muy presente, hacéla pasado.

¿Dónde esta el inconsciente? ¿Y por qué no me dice las cosas directamente?

El inconsciente está metido en un pliegue del cerebro muy dificil de detectar. Aunque si te subis a la mesita de luz tocandote la rodilla izquierda, una noche nublada con viento fuerte justo cuando una paloma vuela de oeste a este por la ventana de tu casa, ahí lo podés ver. Se te aparece el inconsciente y te dice directamente las cosas a la cara:"¿Qué hacés inconsciente?¿No ves que te podés caer?" es lo que suele decir.

Si mi cuerpo detecta un problema (por ejemplo un virus) y empieza a combatirlo con todas sus herramientas ¿por qué yo no se lo que mi cuerpo sabe?

Tu cuerpo sabe cosas porque es mejor que vos no las sepas. porque normalmente si lo supieramos empezaríamos a darle nuestra opinión de como se hace:"¿con eso vas a combatir un virus?¿No podrías hacerlo más rápido?" Tu cuerpo no trabajaría tranquilo y si lo jodés mucho, te desenchufa y chau.